Sacos de semillas y sus diferentes tipos

Sacos de semillas y sus diferentes tipos

lectura aproximada

¡Hola! Soy Agurtzane Benito, ilustradora del saco térmico, Don Saquito

Si te gusta coser, te animo a que te hagas tú misma un saco de semillas.

Tan solo necesitarás tres cosas:

  1. tiempo
  2. una bonita tela 
  3. elegir el relleno que vas a meter dentro del saquito

En este artículo te cuento cosas, basadas en mi experiencia, puesto que empecé a fabricar mis primeros sacos de semillas hace ya diez años. En aquella primera edición de sacos de semillas, los realizaba con retales de telas de estampados preciosos que me iban sobrando de mis colecciones de vestidos con mi marca ADRIPPI, era una forma de reciclar todos esos recortes, y el relleno elegido era el trigo.

Años después, cuando me metí en el mundo de la ilustración y conseguí imprimir mis propios  diseños, saqué una nueva edición con mensajes, dibujos muy ZEN, flores, etc que quedaron muy bonitos, ¡la verdad! Los comercializaba bajo mi marca AYPUNTA, hoy absorbida por Factoría de Fantasía y, estos saquitos de semillas también estaban rellenos de trigo.

Llegado a este punto, tuve que interrumpir la fabricación de sacos de semillas, porque surgieron problemas con el relleno que utilizaba en ese momento que era, como sabes, el trigo. Ocurrió algo, muy desagradable, que más abajo explico para que lo entiendas a la perfección.

¡No podía servir sacos térmicos con esos riesgos!

Ya con mi Don Saquito realicé un vídeo donde con sentido del humo cuento lo que pasó.

Después de este inciso, que pasado el tiempo me parece hasta divertido, llego a hace dos años que fue cuando nació mi tienda online, factoría de fantasía, con ella quise dar un paso más. Investigué los distintos rellenos  que había para los sacos de semillas en el mercado y los probé, uno a uno; más abajo os cuento mi experiencia, mi opinión y también mi conclusión.

Además de investigar sobre los distintos tipos de rellenos, conseguí que las telas con mis diseños estuvieran impresas con tintas al agua y con certificado OEKO TEX Clase 1, que significa que puede estar en contacto con niños menores de tres años sin que sea perjudicial para la salud. Y fue en este trayecto como nació mi Don Saquito, que tiene ojitos tiernos, que lo visto de diferentes maneras, que transmite frases motivadoras, que lleva las instrucciones impresas en él, que si se mancha hay fundas de recambio, en fin... y que además de cumplir con su función de saco térmico, es un artículo decorativo.

Hecha esta breve introducción paso a comentarte algo que para mi es muy importante, que no es otra cosa que saber que  existen diferentes tipos de rellenos de semillas para los sacos térmicos, y que cada uno tiene sus propios pros y contras. Y al final daré mi opinión, que por supuesto no tiene porque ser la tuya. ¡Solo quiero dar un poco de información sobre todas las posibilidades que te puedes encontrar!

¡Tú eliges cual es la mejor opción para tí!

SACOS TÉRMICOS RELLENOS DE HUESOS DE CEREZA O ACEITUNA

Son muy ecológicos y en principio resulta una buena idea. Sin embargo después de probarlos es posible que no lo parezca tanto. ¿Por qué? Porque al ser duro, compacto y de tamaño grande, resulta incómodo cuando te lo colocas en el cuello, riñones, barriga... Otro motivo es el ruido al moverlo. Hay personas a las que les resulta relajante, pero hay otras que les incomoda. Y una tercera es el olor que sueltan al ser calentados en el microondas que para algunas personas no es muy agradable.

SACOS TÉRMICOS RELLENOS DE ARROZ

Los sacos térmicos rellenos de arroz no son los más frecuentes de encontrar, aunque también se emplean. Sin embargo no son aconsejables si tenemos en cuenta lo que ocurre con el arroz si se humedece o calienta y ya ¡qué contar de lo que ocurre si no se utiliza y se guarda por largo tiempo en un armario!... No queremos bichos ¿verdad?

SACOS TÉRMICOS RELLENOS DE TRIGO

Este es un relleno muy utilizado y popular. Sin embargo por nuestra experiencia, basada en hechos, no es nada recomendable. El trigo almacenado puede desarrollar unos bichos, llamados gorgojos y aseguramos que encontrarlos resulta... ¡muy desagradable!, además de ¡poco higiénico! ¡Ya has visto el vídeo!, ¿verdad? Por lo tanto los sacos térmicos rellenos de trigo los desaconsejo ¡sin ninguna duda!

SACOS TÉRMICOS RELLENOS DE SEMILLAS DE LINO DORADO

El lino dorado no es un hueso, tampoco un cereal.

El lino dorado es una semilla.

Es una semilla pequeñita por lo que su relleno se adapta a cualquier parte del cuerpo, resulta tan suave que lo pueden usar hasta los bebés, siempre con la supervisión de un adulto, para calentar su cunita. Al no ser un cereal no hay miedo a que desarrollen bichos. No huele, ni tampoco mete ruido. Es más caro, pero es para mí la mejor, sin lugar a dudas.

Añadirles al relleno de semillas de lino dorado alguna planta natural resulta muy agradable. Nosotros hemos utilizado varias;  el azahar, el romero, la lavanda, y después hemos preguntado. Esta fue la respuesta. El olor del azahar al ser calentado, resultaba para algunas personas, un poco empalagoso. El olor del romero al ser calentado, para algunas personas les recordaba a farmacia. La esencia que suelta la lavanda al calentarse dentro del saco térmico, gustaba a todas las personas a las que preguntamos. Así que esa fue nuestra elección añadir a nuestro saquito flores secas de lavanda. Os aseguro que ponértelo entre la cara y el cuello, y respirar el aroma a lavanda resulta muy relajante y placentero.

En definitiva, yo decidí que mis sacos térmicos estarían rellenos de lino dorado y lavanda porque:

  1. Son Ergonómicos. Puesto que el lino dorado se amolda a las curvaturas del cuerpo.

  2. Están libres de bichos. Puesto que es una semilla y no un cereal.

  3. No hacen ruido. Como les ocurre a los huesos de aceituna y cereza.

  4. Huelen de maravilla y son relajantes. Gracias a la lavanda y a qué el lino, no tiene olor.

Así que si quieres hacerte tu propio saquito de semillas, mi consejo: que lo rellenes de lino dorado y lavanda.

De extra, te dejo todos los artículos que he ido escribiendo, fruto de mi método de aprendizaje preferido que no es otro que el de por "ensayo y error".

Muchas gracias por leerme y ¡feliz día!

como aliviar el dolor de regla rapido

como aliviar una contractura

aliviar el colico del lactante

como combatir el calor de forma natural

saco termico especial para las lumbares

que es la termoterapia

beneficios del saco termico

como calentar un saco termico

como elegir un saco termico

0 comments

Your comment...