(Artículo actualizado en 2019)

lectura aproximada

Es una duda que se les presenta a las personas que están interesadas en comprar o elaborarse ellos mismos, un saquito térmico, y quieren saber de que están rellenos.

En el mercado nos encontramos con saquitos para microondas rellenos de arroz, trigo y otros cereales; huesos de cereza y hasta de aceituna, etc...

Vamos a hablar de los rellenos más utilizados, tanto por los que se hacen de forma casera, como por los comercializados por fabricantes de sacos térmicos.

SACOS TÉRMICOS RELLENOS DE HUESOS DE CEREZA O ACEITUNA

Son muy ecológicos y en principio resulta una buena idea. Sin embargo después de probarlos es posible que no lo parezca tanto. ¿Por qué? Porque al ser duro, compacto y de tamaño grande, resulta incómodo cuando te lo colocas en el cuello, riñones, barriga... Otro motivo es el ruido al moverlo. Hay personas a las que les resulta relajante, pero hay otras que les incomoda. Y una tercera es el olor que sueltan al ser calentados en el microondas que para algunas personas no es muy agradable.

SACOS TÉRMICOS RELLENOS DE CEREALES

Los sacos térmicos rellenos de arroz no son los más frecuentes de encontrar, aunque también se emplean. Sin embargo no son aconsejables si tenemos en cuenta lo que ocurre con el arroz si se humedece o calienta y ya ¡qué contar de lo que ocurre si no se utiliza y se guarda por largo tiempo en un armario!... No queremos bichos ¿verdad?

SACOS TÉRMICOS RELLENOS DE TRIGO

Este es un relleno muy utilizado y popular. Sin embargo por nuestra experiencia, basada en hechos, no es nada recomendable. El trigo almacenado puede desarrollar unos bichos, llamados gorgojos y aseguramos que encontrarlos resulta... ¡muy desagradable!, además de ¡poco higiénico! Mas abajo encontrarán un link con un vídeo, que hemos elaborado sobre este tema. Por lo tanto los sacos térmicos rellenos de trigo los desaconsejamos sin ninguna duda.

SACOS TÉRMICOS RELLENOS DE SEMILLAS DE LINO DORADO

El lino dorado no es un hueso, tampoco un cereal.

El lino dorado es una semilla.

Es una semilla pequeñita por lo que su relleno se adapta a cualquier parte del cuerpo, resulta tan suave que lo pueden usar hasta los bebés, siempre con la supervisión de un adulto, para calentar su cunita. Al no ser un cereal no hay miedo a que desarrollen bichos. No huele, ni tampoco mete ruido. Así que sin duda, aunque resulte el relleno más caro, es el elegido por nosotros.

Añadirles al relleno de semillas de lino dorado alguna planta natural resulta muy agradable. Nosotros hemos utilizado varias;  el azahar, el romero, la lavanda, y después hemos preguntado. Esta fue la respuesta. El olor del azahar al ser calentado, resultaba para algunas personas, un poco empalagoso. El olor del romero al ser calentado, para algunas personas les recordaba a farmacia. La esencia que suelta la lavanda al calentarse dentro del saco térmico, gustaba a todas las personas a las que preguntamos. Así que esa fue nuestra elección añadir a nuestro saquito flores secas de lavanda. Os aseguramos que ponértelo entre la cara y el cuello, y respirar el aroma a lavanda resulta muy relajante y placentero.

En definitiva, nosotros elegimos sacos térmicos rellenos de lino dorado y lavanda porque:

  1. Son Ergonómicos. Puesto que el lino dorado se amolda a las curvaturas del cuerpo.

  2. Están libres de bichos. Puesto que es una semilla y no un cereal.

  3. No hacen ruido. Como les ocurre a los huesos de aceituna y cereza.

  4. Huelen de maravilla y son relajantes. Gracias a la lavanda y a qué el lino, no tiene olor.

Este vídeo cuenta la historia de lo que le ocurrió a un saco térmico cuando se rellenó de cereales.

¡Es divertido y ameno!

¡Te dejamos aquí más artículos nuestros sobre los sacos térmicos, que seguro que te interesan!

como aliviar el dolor de regla rapido

como aliviar una contractura

aliviar el colico del lactante

como combatir el calor de forma natural

saco termico especial para las lumbares

que es la termoterapia

beneficios del saco termico

como calentar un saco termico

como elegir un saco termico

Sin ninguna duda afirmamos que,

cuidarse con un saco termico

Esperamos haber despejado dudas a la hora de decidir el relleno preferido para vuestro saco térmico.

¡Gracias por leernos!