Cómo aliviar el dolor de regla, ¡rápido!

Estás en esos días que harías lo que fuera por sentirte bien o incluso tan solo, algo mejor.

¿Por qué tengo que estar yo en ese 30%? –piensas, al leer las estadísticas.

¿Qué tengo que esperar a tener hijos? –susurras leyendo un artículo que te ha pasado tu mejor amiga.

¡Parezco un globo! –te lamentas mientras te observas de perfil, y sabes qué no estás embarazada.

¡Qué rollo! Estás tan cabreada que no te aguantas ni tú.

En este artículo no me voy a parar a hablar sobre los motivos por los cuáles, la regla es dolorosa algunas veces. ¿Motivo? Porque para esos están otros artículos escritos por profesionales, que saben mucho del tema y que además lo explican todo muy bien. Sin embargo lo que si voy a hacer desde aquí, como mujer que soy, es daros unas pinceladas sobre las ideas que me parecen más relevantes, y que por lo tanto creo que te pueden ayudar a aliviar el dolor de regla.

dolor de regla

Las indicaciones médicas para aliviar el dolor de regla:

  • Antiinflamatorios, ya sabes aquellos que no producen más sangrado, a mí me va bien el naproxeno, recetado por la ginecóloga, ¡seguro que hay más qué también van genial! El naproxeno además de para el dolor de regla también atenúa un poco las migrañas; esa jaqueca que a veces también se instala en tu cabeza en esos días y no se quiere marchar.
  • Anticonceptivos hormonales. Tengo amigas que esos días se les paraliza su mundo, y eso puede resultar ¡insoportable! Así que lo mejor es acudir a tu ginecóloga y que ella te prescriba el mejor anticonceptivo hormonal para ti. Conseguirás disminuir el sangrado y la dolorosas contracciones uterinas.

 Los remedios naturales para mejorar el dolor de regla:

  • Aplicar calor. Lo que mejor me funciona es un saco térmico especial para las lumbares, porque te abarca bien los riñones o bien la barriga, y si al calor natural, le uno una distracción, como la música, lectura o una película chachi, ¡mejor qué mejor! El saquito es muy cómo de usar cuando estás en casa y si estás en la oficina, pues también, porque ya en la mayoría de los trabajos piensan en el confort y disponen de una zona con microondas, porque a estas alturas no hay nadie que no sepa ¡cómo calentar un saco térmico!, creo yo. ¡Ah! También os cuento que si es verano y sudas a chorros, puedes tener metido un saquito de semillas dentro del congelador, y te lo puedes aplicar en las zonas claves, como la nuca, la frente, la muñecas o detrás de las rodillas, ¡sentirás un fresquito muy agradable!  Yo confieso que siempre tengo metidos dos sacos de semillas dentro del congelador, porque me parece que combatir el calor de forma natural ¡está genial! Y tener un quita-pon es muy buena idea.

sacos de semillas

  • Infusiones. Bueno esto me apasiona. ¡Hay tantas! Lo cierto es que si estás irritable, es decir, con un genio que paraqué, te aconsejo una mezcla de tila y manzanilla, te relajará y además será digestiva. ¡Coge tu tetera y sírvete una bien calentita! Tenerla entre las manos también te hará sentir mejor. ¡Verás! Ah y esto al igual que el saco de semillas lo puedes hacer tanto si estás en casa como en la oficina, así que ¡ánimo!
  • Chocolate. Si eres chocoladicta, como yo, comer chocolate siempre te hará sentir mejor. Bueno hablando en serio tomar chocolate tanto en la premestruación como en los días de la regla sienta bien, porque según he leído el chocolate estimula la producción de serotonina y ese es el motivo porque el que mejora el estado de ánimo al comerlo. También he leído y esto sí que ha sido un placer leerlo, según dicen, consumir chocolate negro no engorda. ¡Estoy de suerte y si a ti también te encanta, también lo estás tú!
  • Deporte. Hacer estiramientos también te puede hacer sentir bien, aunque a lo mejor lo que te apetece es envolverte como un gato y dormir hasta que desaparezca el dolor. ¡Estírate! Claro que también puedes practicar yoga o meditar un rato, te hará bien aunque solo sea por dejar de pensar un rato. ¡Pon la mente a flotar!